cargando

MENÚ

WALLYBOO en Madresfera Magazine

WALLYBOO en Madresfera Magazine

Un proyecto bajo el brazo

Diana Oliver (Madresfera) · Noticias 01/06/2017

¡Nuestra entrevista para Madresfera Magazine!

Aquí os la dejamos... podéis leer el magazine completo AQUÍ

“Wallyboo pretende cambiar el modo de consumo actual en relación a la crianza haciéndolo un poco más colaborativo y sostenible” 

En marzo de 2016 Elisa y Merche decidieron dejar sus respectivos trabajos y lanzarse a la aventura en un proyecto común que les apasionaba: una plataforma que permitiera a los usuarios alquilar artículos de puericultura de segunda mano en los destinos de sus viajes familiares con el fin de darles un segundo uso. Nacía así Wallyboo, un proyecto que buscaba dar respuesta a una necesidad específica y que casi sin buscarlo ha evolucionado hacia la economía colaborativa, ofreciendo la oportunidad no solo de alquilar, sino también de comprar y vender. Algo que en el caso de las cosas de los niños se vuelve esencial para un consumo más sostenible: muchas de las cosas se usan muy poco tiempo, o no se llegan ni a utilizar, y quedan en perfecto estado. Conocemos más de cerca este proyecto de mano de sus fundadoras. 

Elisa Chamorro y Merche Solé trabajaban en sectores muy distintos. Elisa, leonesa y madre de dos hijos de tres años y medio y quince meses, trabajaba en una consultoría de medioambiente gestionando proyectos principalmente relacionados con el sector industrial y con la administración pública. Merche, madrileña de adopción leonesa y también madre de dos hijas de cuatro y dos años y medio, se dedicaba a la cartografía y al diseño gráfico. Sin embargo, les unía una idea en común: el deseo de crear una plataforma a través de la cual poder alquilar productos de puericultura en el destino al que viajamos con la familia cuando salimos de vacaciones. 

“La idea surgió en marzo del año pasado cuando me preparaba para viajar con mis hijos a Lanzarote. De repente me visualicé en el control de seguridad con silla de paseo, capazo, maletas, los dos niños... Y me agobié. Al final conseguí alquilar la silla de la niña mayor pero me costó, así que pensé que sería genial alquilar todas las cosas que necesitas a otros papás que viven en el lugar de destino; cosas que, además, seguro que están en desuso, acumulando polvo en el trastero. Le planteé la idea a mi socia y le encantó, así que empezamos a trabajar en lo que hoy es Wallyboo”, nos explica Elisa. 

Ambas han tenido que trabajar muy duro, reciclarse y aprender. No hay proyecto que no lleve aparejado un aprendizaje continuo, aprendizaje que en muchas ocasiones se basa en el binomio de prueba y error. Pero todo el esfuerzo ha tenido su reconocimiento en forma de premios, como el otorgado por Fundación Leonesa para el Desarrollo Económico, la Formación y el Empleo (Fuldefe) y la Fundación Monteleón al mejor proyecto de emprendimiento social en febrero de este año; o el propio acogimiento de la plataforma: desde que la activaron en diciembre de 2016 se han registrado más de 400 usuarios, cuentan con más de 230 productos disponibles y más de 500 usuarios suscritos al blog, cifras que van creciendo día a día. 

HACIA UN CAMBIO EN LA MANERA DE CONSUMIR 

Wallyboo nació orientada al alquiler para viajes en familia pero Elisa y Merche se dieron cuenta de que había una gran demanda en la compraventa de productos de puericultura de segunda mano, y que podría ser interesante crear una plataforma especializada únicamente en “cosas de niños”. Así que decidieron que a través de la plataforma se pudiera no solo alquilar sino también vender y comprar; profesionalizando así los intercambios de este tipo de productos, haciéndolos más seguros y sencillos. 

Así, aunque el proyecto nació para dar respuesta a una necesidad específica de los padres, éste ha evolucionado hacia la economía colaborativa; una tendencia que ha entrado con mucha fuerza y que viene para quedarse: “Cada vez hay más personas que prefieren acudir a la compra de segunda mano que a material nuevo, conectando con otra gente y ahorrando algo de dinero. Y cada vez hay más personas que se niegan a acumular todas las cosas que ya no usan y prefieren venderlo, o alquilarlo. Y en el caso de los niños, con más motivo, porque muchas de las cosas se usan muy poco tiempo y quedan en perfecto estado”, explica Elisa a Madresfera Magazine. 

Y es que, como bien apunta la cofundadora, cuando tienes un hijo acabas comprando cosas que al cabo de unos meses dejas de usar o que, incluso, no llegas ni a utilizar. “Wallyboo pretende cambiar el modo de consumo actual en relación a la crianza, aplicando esa filosofía de economía colaborativa y haciéndolo, por qué no, un poco más sostenible”. 

Entonces, ¿qué beneficio sacan plataformas como Wallyboo de este tipo de servicios? “Subir artículos a la plataforma es gratuito (los usuarios pueden subir tantos artículos como quieran), al igual que comprar artículos a través de ella. Wallyboo cobra una tarifa de servicio a los propietarios de los artículos por cada transacción, tanto de venta como de alquiler. Es decir, que nosotros ganamos solo cuando se vende o se alquila un artículo. En realidad, en Wallyboo actuamos de agentes comerciales de esos artículos porque les damos publicidad a través de nuestras redes sociales y de grupos para que llegue a más gente y se venda antes o se alquile con más frecuencia”. 

El proceso para comprar o alquilar es sencillo: el usuario, a través del buscador, localiza el producto que necesita (puede buscar por modelo, por marca, por categoría, por subcategoría, por objetos en alquiler o en venta e incluso por localidad). Compara entre todas las opciones, y cuando ve algo que le interesa, bien para compra o bien para alquiler, 

“Muchas de las cosas para los niños se usan muy poco tiempo y quedan en perfecto estado” 

se registra o inicia sesión y solicita la reserva de compra o de alquiler al propietario. Cuando llega la confirmación de la reserva a través de correo electrónico, el usuario completa la reserva con la información de pago (se puede realizar con tu tarjeta de crédito a través de la pasarela de pago seguro o a través de Paypal). A partir de ahí, puede contactar con el arrendador o vendedor a través del servicio de notificaciones para quedar en el lugar y hora exacta o resolver dudas. 

LA SEGURIDAD 

En Wallyboo se toman muy en serio la seguridad en las transacciones. “Queremos evitar las estafas a usuarios, por ello, los pagos se realizan a través de la plataforma, es decir, somos intermediarios en la transacción. De esta manera, podemos tener control sobre el pago al vendedor. Es decir, hasta que el comprador o arrendatario no recibe el artículo comprado o alquilado, y se comprueba que está en las condiciones acordadas, el propietario no recibe el dinero”, detalla Elisa, quien añade que, además, utilizan las últimas tecnologías y sistemas de pago para ofrecer seguridad en las transacciones realizadas dentro de la plataforma. 

También han establecido un procedimiento de devolución para los casos en los que el comprador reciba un artículo que no cumpla el estado o las características descritas en su ficha. 

LA CARA B DEL EMPRENDIMIENTO 

Elisa y Merche son conscientes de que sacar adelante un proyecto como éste es motivador y apasionante pero no está exento de dificultades. En primer lugar, Elisa advierte de que conseguir que confíen en la plataforma es todo un reto. “Al final la economía colaborativa se basa en eso, en la confianza entre los usuarios, entre las personas. Por eso queremos que el trato con los usuarios sea muy cercano, ayudándoles incluso a buscar algo que no encuentran o publicitando los artículos que quieren vender o alquilar a través de nuestras redes sociales . También queremos generar confianza a través del blog, compartiendo nuestras propias experiencias como madres”, apunta. 

La segunda dificultad pasa por facilitar las transacciones y que sean lo más locales posibles, en especial para el alquiler: “Necesitamos a mucha gente en muchos lugares, por eso para nosotras es tan importante la publicidad de la gente, la difusión, el boca a oreja y, cómo no, las actuaciones de marketing que llevamos a cabo”. 

A nivel personal emprender también es un reto. Para Merche, poder compaginar el cuidado de sus hijas con el tiempo que requiere mantener un proyecto así es todo un ejercicio de malabares ya que requiere apurar las horas de guardería, colegio, siestas, no

“Queremos conseguir un cambio de mentalidad en cuanto al alquiler de artículos de puericultura en España” 

ches e, incluso, de la mayor parte del tiempo familiar, de pareja y personal. “Cualquier momento de relax ahora lo aprovecho para trabajar”. Pese a esto, “creer en este proyecto y trabajar con alguien que tiene las mismas ganas de mantener a flote esta idea y que llegue a mucha gente”, sin duda, merece la pena para la madrileña. 

Añade Elisa que, pese a esas dificultades que también comparte con su socia, la flexibilidad que tiene ahora mismo le permite conciliar mejor y estar más tiempo con sus hijos que antes: “A Andrea la puedo llevar yo al cole sin necesidad de dejarla muy pronto a “madrugadores”, va a comer conmigo la mayor parte de los días. A Jorge le llevo a la guarde pero solo cuatro horitas al día. Así que paso mucho tiempo con ellos y no les obligo a tener horarios de “adultos”, cosa que para mí es importante”. 

¿Cuál es el futuro de Wallyboo? Ambas desean que Wallyboo se acabe convirtiendo en la plataforma de referencia en la compraventa de artículos de puericultura entre particulares pero también que se produzca ese cambio de mentalidad en nuestro país en cuanto al alquiler de ese tipo de artículos, y no solo para los viajes, sino también como alternativa incluso a la compra de segunda mano: “Queremos crear una red de familias enorme, de manera que esos intercambios sean lo más cómodos, fáciles y cercanos posibles”.

Categorías

Wallyboo en Facebook

Wallyboo en Twitter

¿Te ayudamos?
Preguntas frecuentes sobre el arrendador Preguntas frecuentes sobre el arrendatario Términos y condiciones de uso Política de privacidad Cómo funciona

Ó escríbenos un mensaje:

x
Tu perfil
Avatar
Para garantizar la fiabilidad y confianza dentro de la comunidad, pedimos el móvil a todos nuestros usuarios. En ningún caso lo utilizaremos para fines comerciales.

Ya tienes cuenta, Inicia sesión

x
¡Hola! Inicia sesión

¿Olvidaste tus datos? pincha aquí

Aún no tienes cuenta, regístrate